Proyecto SerYo

ESCUELA DE MIRONES

Septiembre 2021

Un mes, nuestro primer mes en la Escuela de Mirones. Un mes de muchas emociones, de conocernos, de conocer el precioso entorno en el que vamos a convivir, de empezar a dar vida a esta escuela, de mucho juego, de forjar nuevas amistades y descubrir emociones…

Ha sido todo un mes pero han parecido a penas unos días, nos gustaría hacer tantas cosas y el tiempo parece a veces tan escurridizo…

Durante estos primeros días hemos concentrado nuestras energías en dos direcciones fundamentalmente: conocernos y crear entre todos un espacio lo más cálido y acogedor posible que sintamos como propio.

Para ello hemos desarrollado actividades como:

  • Salidas y excursiones para conocer el entorno y para conocernos, charlar, jugar, comer, nadar en el río e ir encontrando nuestras primeras afinidades dentro del grupo.

Estas salidas también son una buena excusa para poner en marcha nuestras primeras investigaciones sobre el entorno. Una de ellas es el herbario que estamos haciendo con muestras de hojas, plantas y hongos que vamos encontrado en las salidas.

  • Taller de yoga: todos los miércoles a primera hora hemos hecho un poco de yoga y meditación con el fin de encontramos con nosotros mismos y meditar sobre el espacio que estamos construyendo y el tiempo que vamos a pasar en él.
  • Labores de construcción del espacio y nuevos materiales: trabajos tales como montaje, lijado y barnizado de mesas, construcción del espacio de juego, montaje de un compostero, elaboración de las piezas para un abecedario de madera, semilleros, etc.. todo ello con la intención de sentirnos más cerca y responsables de nuestro espacio.

Para ayudar a este fin también hemos empezado a hacer un reparto rotativo de sencillas responsabilidades en torno a tareas del día a día.

  • Preparación e inauguración del espacio de arte. Hemos terminado de preparar el aula de arte y ya están llenándolo de color.
  • Se trata de un espacio de tranquilidad, libre de juicios y que lo tienen constantemente a su disposición para dar rienda suelta a sus emociones y pensamiento a través del color.
  • Otro de nuestros lugares de referencia durante estas semanas ha sido la pista polideportiva. Allí hemos hecho deporte y juegos cooperativos.
  • Taller de música: los miércoles por la tarde (aunque también hacemos algún que otro ensayo improvisado durante la semana) los hemos establecido como momento para ensayar música.

Ha resultado sencillo empezar con esta actividad pues contamos con dos chicas que ya saben bastante de música y estamos ensayando tres temas con diferentes instrumentos: “Love me do” de los Beatles; “Reptide” de Vance Joy; y la “Danza de los Pastores”, tradicional Occitana.

  • Radio Escuela de Mirones: a fin de conocer los intereses personales de cada uno y nuestras capacidades y herramientas de investigación, decidimos empezar a grabar algunos programas para nuestra futura radio. El resultado de la ha actividad han sido varios programas con temas de lo más variado y que esperamos poder presentaros muy pronto.
  • Huerta: otra de las actividades que hemos puesto en marcha ha sido la de diseño de lo que será la futura huerta de la escuela. Hemos comenzado por montar un compostero con palés y plantar las primeras semillas de plantas aromáticas así como preparar el fuuro emplazamiento de la huerta.
  • Cocina: el espacio de la cocina es otro lugar esencial en nuestro día a día, no solo por los talleres de cocina que hemos hecho en él, si no también y sobre todo porque allí compartimos nuestras comidas día tras día, charlamos durante las mismas y asumimos responsabilidades tales como calentar nuestra comida y limpiar nuestro plato.
  • Sesiones de lectura y poesía: hemos querido compartir con todo el grupo nuestras lecturas favoritas para ello hemos leído dentro del aula y hablado sobre ellas en pequeños grupos. También hemos leído poesía, hablado sobre algunos textos y creado nuestras propias obras.

Todas estas actividades nos han servido para conocer los centros de interés de cada uno y nos van dando pistas sobre los proyectos y programaciones futuras que podemos proponerles, así como los materiales que nos van a ir haciendo falta.

Por otra parte, el que muchas de ellas son realizadas por todo el grupo, lo que es muy enriquecedor para todos, no es óbice para que se hayan ido haciendo grupos por niveles y afinidades de forma más o menos espontánea y que nos permiten adaptar mejor a las necesidades de cada uno las actividades propuestas.

La Educación Artística resulta imprescindible porque permite a los alumnos adquirir toda una serie de competencias socioemocionales básicas para su desarrollo personal y que, además, les hacen más felices. Y ese es el verdadero
aprendizaje, el que les prepara para la vida. El cerebro humano, que es un órgano complejo en continua reestructuración, agradece los retos y necesita el arte.”

Jesús C. Guillén es investigador y profesor del postgrado de neuroeducación de la Universidad de Barcelona y autor del blog: ‘Escuela con cerebro’.

Septiembre, nuestro primer mes…

Navegación de la entrada


Un comentario en «Septiembre, nuestro primer mes…»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.