Emocionados comenzamos el 7 de septiembre, con la donación de una madre de estas preciosas zapatillas artesanales de lana prensada de Perú. Además de ser súper cómodas, su finalidad es el cuidado del espacio común como valor fundamental del Proyecto. Estamos rodeados de naturaleza la cual será también una fuente de aprendizaje y recurso imprescindible para el desarrollo de nuestros niñ@s. Durante estos primeros días nuestro objetivo será la creación del grupo y juntos construiremos los ambientes de arte, movimiento, música, científico, matemático, lectoescritura… Fijaremos parte de los talleres y se irán valorando todas las propuestas que surjan de las familias para irnos enriqueciendo entre todos. Siempre respetando los procesos individuales y potenciando los talentos de cada persona. Nuestra ventana estará abierta cada día dispuestos a explorar nuevos mundos.

Primera semana en La Escuela de Mirones, Proyecto SerYo

Navegación de la entrada


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.