Enero 2022

Estrenamos año y como la mayoría ya sabéis estrenamos muchas novedades. A partir de finales de enero contamos con un nuevo espacio en Mirones que utilizaremos tanto al mediodía como comedor, talleres de cocina, como para sitio de reuniones y diferentes actividades tanto durante el curso como en verano.

Por una parte, comentaros que hemos ahondado un poco más en la separación del “grupo de primaria” y el de “secundaria” ya que, como veníamos observando los últimos meses, los más mayores reclamaban un espacio propio en el que poder trabajar juntos. Este grupo está trabajando en el aula de la ludoteca en los espacios de mañana mientras que el “grupo de primaria” está en al aula principal. Las actividades de la tarde, por lo general más centradas en talleres, el mundo de las artes y el deporte, se están llevando a cabo con los dos grupos juntos.

En cuanto al día a día:

  • El primer espacio de la mañana lo estamos dedicando a lo que hemos llamado “proyectos comunes”. ¿Qué quiere decir esto? Pues que trabajamos juntos en un mismo proyecto. La idea es facilitarles nosotros la información, agilizar el proceso de búsqueda de datos partiendo de la información que nosotros llevamos al aula. El objetivo es que se acostumbren a manejar textos, fotos, ilustraciones… que con todo ello vayan reelaborando sus propios trabajos dejando siempre al final un espacio abierto a que elaboren una pequeña investigación personal relacionada con el tema común.

El primer proyecto común que ha desarrollado el “grupo de primaria” ha sido sobre la tierra: geografía general, mapas, manejo de coordenadas… Este primer proyecto ha sido una propuesta nuestra, pero ya tenemos varias propuestas para trabajar en las próximas semanas que han salido del grupo: dinosaurios, terror y estrellas y constelaciones.

Por su parte, el “grupo de secundaria” ha estado trabajando en la pregunta “Who are we?”. El objetivo ha sido comprender y descifrar diferentes aspectos del ser humano: anatomía, procesos mentales, lenguaje, etc.

  • El segundo espacio de la mañana lo estamos dedicando a tratar diferentes contenidos según el día: historia, filosofía y crecimiento personal, inglés, literatura… Proponiendo actividades y talleres lo más lúdicas posibles, combinando con lecturas propuestas e incluso en ocasiones con fichas de ortografía. Aunque nuestro objetivo es promocionar y practicar la escritura creativa, hemos comprobado que en ocasiones les gusta hacer fichas, que les den el trabajo un poco hecho.

En el espacio de filosofía y conciencia personal prima el diálogo e intercambio de opiniones y experiencias.

  • Actividades de la tarde: como os hemos dicho un poco más arriba, el espacio de la tarde lo estamos dedicando a actividades más lúdicas, al arte y al deporte. Ahora mismo nos encontramos preparando una obra de teatro que quieren transformar en corto de cine. Hemos hecho unos primeros ensayos y estamos también preparando unos decorados. Ya saben cual es su personaje de modo que os agradeceríamos si les ayudáis a encontrar e ir preparando en casa un vestuario acorde a su papel de modo que podamos ganar un poco de tiempo cara al momento de grabar.

Hace unos días, ya que enero empezó con buen tiempo, retomamos las salidas al río tras la comida. Aprovechamos el paseo para hacer un taller de fotografía. La idea es repetir la experiencia e ir haciéndonos con un álbum de fotografías de composiciones hechas con elementos naturales.

Para finalizar os dejamos parte de una entrevista a David Bueno, doctor en biología y profesor de genética en la universidad de Barcelona

La importancia de la neuroeducación

Mejoramos la experiencia educativa si sabemos cómo transmitir conocimientos

La educación debe basarse en ayudar a formar personas que sean capaces, primero de analizarse a sí mismas, de comprenderse, y de comprender su entorno, de forma crítica, reflexiva y dinámica, porque el entorno va cambiando constantemente. Esto tiene una relación clarísima con las competencias emocionales. Pensamos que, como especie, somos una especie racional, pero la mayor parte de decisiones que tomamos tienen componentes emocionales más elevados que los racionales, así que la competencia emocional es clarísima, primero, para tomar buenas decisiones, pero, después, también para entendernos a nosotros mismos y para relacionarnos con los demás.

La competencia emocional nos ayuda a entendernos, relacionarnos con los demás y comprender nuestro entorno

Saber qué emoción sentimos, cómo reconducirla cuando esa emoción nos está resultando desagradable, es un punto básico para formar personas con capacidad autotransformadora y de transformación de su entorno. Y hay otro efecto, además, y es que las emociones son tan importantes para la vida humana, que cualquier aprendizaje que tenga emociones asociadas, el cerebro lo interpreta como «si tiene emociones es que es importante». Así que comprender cómo nos estamos emocionando, en el fondo, lo que hace es ayudarnos a aprender todavía mejor.

Las emociones nos permiten aprender con mucha más eficiencia

No es que no se pueda aprender sin emociones. Se puede aprender por simple repetición, usando las reglas nemotécnicas para recordar aquello que nos cuesta. La gracia de las emociones es que nos permiten aprender con mucha más eficiencia. No es aprender más, es aprender mejor, porque se trata de poder usar con mucha más eficiencia todo aquello que hemos aprendido, contextualizándolo, relacionándolo con nuestro entorno y con las demás personas.

¿Cómo se pueden fomentar estas competencias emocionales? No es que deba haber una asignatura de competencias emocionales o de gestión emocional o de educación emocional. No es eso, no es una asignatura, es nuestra vida. Debe estar presente constantemente dentro de las aulas. Los profesores deben ser conscientes que la forma en cómo miran a sus alumnos les está transmitiendo su valor emocional.

La competencia emocional requiere un enfoque transversal y debe estar siempre presente en las aulas

No solo valorar qué les vamos a transmitir, sino muy especialmente cómo se lo vamos a transmitir. ¿De qué forma?, ¿qué haremos para que ellos se sientan integrados? No necesariamente a gusto. No es hacer que todo sea una fiesta, que todos sean felices constantemente, es generar aquellos espacios en que ellos sean capaces de vivir ese aprendizaje con algún tipo de emoción proactiva, para generar una sociedad donde las personas se integren mejor entre ellas.

Educar en emociones sirve para generar una sociedad donde las personas se integren mejor entre ellas

No significa una sociedad ideal, donde todo el mundo sea feliz. No es eso. En la sociedad siempre hay tensiones, siempre hay controversias. Se trata de formar una sociedad donde estas tensiones y controversias se gestionen desde la comprensión mutua, desde el respeto mutuo. No para terminar pensando como ellos, simplemente para entender cómo piensan, para que sea mucho más fácil encontrar una solución pactada, una solución razonable a las tensiones que, sin duda, se seguirán produciendo en cualquier ámbito de nuestras vidas.

David Bueno
Enero en Mirones

Navegación de la entrada


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.