Ya somos una familia con criaturas de diferentes edades, cada una de ellas se ha ido adaptando al espacio según sus necesidades y tiempo acompañados por sus familiares.

Está siendo muy emocionante vivir como se han ido generando los vínculos no solamente conmigo sino entre ellas. Como han ido conociendo el espacio y cómo ahora lo viven como su propio hogar.

Pasan las horas impregnadas de curiosidad y juego, de cuidados, risas y momentos de acompañamiento emocional donde lo que pretendo es que sientan que están en un lugar amoroso donde los límites los van interiorizando de forma natural, a través del ejemplo y respetando su nivel de comprensión.

Estamos viviendo unas jornadas diarias de autoconexión, donde el impulso vital es atendido tanto por el espacio preparado para ello como por el acompañamiento personalizado. Respiro su felicidad y su naturalidad al mostrarse como son y es lo que me va indicando a cada momento, que este es el camino que debemos seguir cuidando a medida que vayamos creciendo en nuestro proyecto.

Laura Santander Chao, directora y acompañante Proyecto SerYo en Corbán.

Primeros meses en Corbán

Navegación de la entrada


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.